18 de abril de 2014

TEATRO | "Locas canciones para mirar" de Héctor Presa | María Elena revisitada

Por Leonardo Maldonado

No es fácil abordar con originalidad e imaginación la obra de María Elena Walsh. La mayor parte de los montajes teatrales, los homenajes musicales y los dibujos la transponen literalmente. En vez de jugar con la pluralidad y la ambigüedad de sentidos y de sensaciones que la autora despliega, los adaptadores se ciñen a la capa más simple y superficial de significado, o a lo que entienden que expresa esa capa. Hay cientos de videos animados en YouTube en los que esta premisa puede corroborarse. 

El caso de Héctor Presa, para deleite de los espectadores, es diferente. Hace 35 años que su compañía, La Galera Encantada, se especializa en teatro para niños. Realizan funciones todo el año, no solamente durante las vacaciones de invierno. Y muchas de ellas las presentan en escuelas. Así es como su última producción, Locas canciones para mirar, a manera de pre-estreno, llegó al colegio Aníbal di Francia de la ciudad de Campana el domingo 14 de abril. 

El señor Martínez, un joven obsesivo, estructurado, prolijo y meticuloso, enamorado en secreto de una bella señorita vestida de amarillo, se dedica día y noche a estudiar la obra de María Elena. Conoce todas sus canciones y sus cuentos de memoria. Puede recitar largos párrafos y cantar hasta las melodías menos famosas de la autora. Tanto estudio le ha planteado dudas existenciales: descubre que no hay lógica ni razones en el mundo de la artista, y eso lo perturba. Es imposible que Manuelita llegue a París a pie, que una vaca sea estudiosa, que una luna vista camisón, y que un doctor visite a un paciente en cuatrimotorrrrrrrr. ¿Dónde queda Gulubú?, ¿qué raro país es este?

¿Por qué la tetera no se ve si es de porcelana?, se pregunta. Para obtener respuesta de primera mano, le escribe una carta a la autora y le exige su presencia. Apenas María Elena llega al estudio del muchacho, le muestra las potencialidades y los caprichos de la poesía. Inmediatamente, las asistentes del joven se alistan en la banda de la autora para cambiar el pensamiento del joven respecto del arte. Así, juegan con las canciones de la poetisa: las deconstruyen, las complementan o  las completan. Le inventan un final a la historia de Manuelita y cantan algunas melodías pegadizas de atrás para adelante: "Me dijeron que en el reino del revés / pez el vuela y pájaro el nada". 

Los cuatro actores despliegan su histrionismo sin caer en muecas exageradas y realizan pequeñas coreografías al tiempo que cantan las canciones. Los arreglos musicales son interesantes y creativos: algunas canciones se contestan unas a otras, se agregan melodías a las originales de Walsh, hay nuevas partituras y ritmos. Presa ha concebido un espectáculo dinámico que revisita la obra de la genial artista argentina: juega con el lenguaje, con sus personajes, con las armonías. Este fin de semana realizan nuevas funciones en carácter de pre-estreno y a partir del 3 de mayo se la podrá ver en La Galera Encantada. 

"Locas canciones para mirar" de Héctor Presa con música de Carlos Gianni. Preestrenoo: hoy y sábado 19/4, 16.15 hs. Teatro La Galera, Humboldt 1591 esq. Gorriti. Boletería desde la 15 hs. Estreno 3 de mayo. 

No hay comentarios: